Google+ Kada Día Somos Más: "Bienvenido Pablo"

Visitas

miércoles, 8 de agosto de 2012

"Bienvenido Pablo"

La recuperación del Nieto 106

Estela de Carlotto, titular de Abuelas de Plaza de Mayo, presentó ayer mediodía en conferencia de prensa la restitución de la identidad a Pablo Javier Gaona Miranda, quien es el nieto número 106 en recuperar su historia.  Afirmó que Pablo Javier Gaona Miranda, nació el 13 de abril de 1978 y fue secuestrado el 15 de mayo de ese mismo año, hijo de Ricardo Gaona Paiva -nacido en Paraguay- y de María Rosa Miranda, oriunda de Córdoba.

Ricardo Gaona era paraguayo y lo apodaban Petiso. Militó en la JUP, estuvo detenido en Villa Martelli y en Olmos y poco después de lograr la libertad se integró al ERP, donde también militaba María Rosa, que era de Tucumán.

El 13 de abril de 1978 nació Pablo Javier y un mes después, el 14 de mayo 1978 se reunieron en Villa Martelli con los padres de Ricardo para festejar la independencia de Paraguay. Se despidieron para volver a Capital y nunca más se supo de ellos.

"El entregador fue un coronel retirado, primo del que lo crió y fue su padrino. La historia que le contaban era que lo habían traído de la provincia de Misiones. En 2001empezó a preguntarse por su identidad. En el 2008 le dijo a la mujer que lo crió sobre sus sospechas. Hace más de un mes se acercó a Abuelas", explicó Carlotto. "El deseo del encuentro sigue siendo tan urgente como el primer día", concluyó.

La titular de Abuelas confesó: "En un momento pensé que mi nieta quizás era Pablo. Esto me alienta, me da esperanza y nos alimenta el alma".

"Él vino sólo. Vienen todos los días jóvenes con dudas. Se presentan y nos comentan sus interrogantes. Cada uno tiene dudas por cuestiones diferentes. Hay que tener la paciencia del diálogo para que se sientan cómodos y cuentes sus historias", explicó, y contó que cuanto Pablo entró le dio un abrazo: "Entró y le di un abrazo fuerte. Le dije: 'Bienvenido'"

Las Abuelas resaltaron luego de cumplirse 35 años de búsqueda,"la lucha sigue siendo tan desesperada como al principio; con el agravante de que el tiempo se nos acaba pero el recambio generacional está asegurado". Y remarcaron la importancia de que "la justicia haya demostrado que los nietos fueron víctimas de un Plan sistemático de robo de bebés, que fue posible por los militares pero también por la anuencia de la sociedad, que hoy nos acompaña y nos puede ayudar a encontrar a los nietos que faltan".





No hay comentarios:

Publicar un comentario