Google+ Kada Día Somos Más: junio 2014

Visitas

lunes, 30 de junio de 2014

Colombia ¿paz con neoliberalismo?

El reelegido presidente colombiano Juan Manuel Santos logró derrotar en las últimas elecciones a su contrincante Oscar Iván Zuluaga, debido a que era la única opción posible de que en esa nación sudamericana se alcance una relativa paz después de 50 años de guerra.

Esa resultó la verdadera causa para que se alzara con una victoria sobre su contrincante, y declarado delfín del ex mandatario Álvaro Uribe, quien apostó todas las cartas a eliminar por medio de las armas a las guerrillas de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y del Ejército de Liberación Nacional (ELN) que han demostrado tener capacidad, organización y potencia para rechazar las numerosas operaciones lanzadas contra ellos a lo largo de medio siglo. 

Pero la gran mayoría de la población colombiana espera no solo la llegada de la paz sino también la eliminación de las represiones a los movimientos obreros y campesinos; la ejecución de una verdadera política social que saque de la pobreza a millones de sus habitantes; la creación de empleos estables; la posibilidad de educación y atención médica gratuita para la gran mayoría desfavorecida. 

Y como muchos analistas y la propia población colombiana aseguran, será muy difícil alcanzar esas demandas con la implementación de medidas neoliberales y libre comercio que se han implementado en los últimos años. 

Memorables fueron las palabras del presidente Santos quien en una conferencia en la Casa Blanca junto a su homólogo Barack Obama significó que hacía dos décadas soñaba con la suscripción del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos (TLC), que por fin entró en vigor el 15 de mayo de 2012.

Si Santos soñaba con la firma del TLC, su antecesor Álvaro Uribe lo convirtió prácticamente en obsesión total para entregar en bandeja de plata, industrias, tierras y hasta la soberanía del país a las transnacionales y a su fiel aliado, Estados Unidos. 

Recordemos que Uribe, sus ministros y empresarios viajaron en múltiples ocasiones a Washington para convencer a los congresistas norteamericanos que se oponían al TLC (similar gestión realizó Santos) y con ese fin, Bogotá abrió el territorio colombiano a las tropas estadounidenses e impulsó las privatizaciones en amplios sectores de la economía. 

Con todas las facilidades se incrementaron las ventas de empresas de producción y servicios como las compañías eléctricas de Boyacán, Pereira, Cundinamarca, Santander, Norte de Santander, Meta y Termocandelaria; grandes extensiones de terreno para la extracción de minerales y la agricultura extensiva; construcción de hidroeléctricas con las consecuentes afectaciones a los pobladores originales y al medio ambiente. 

En las oleadas de privatizaciones cayeron los Banco Popular y el Colpatria; las empresas inmobiliarias, servicios de agua potable, alcantarillado, la educación, salud y seguros. 

Las 1531 páginas que componen los documentos del TLC se dirigen directamente a desarticular la soberanía del país al convertirlo en Ley tutelada por lineamientos internacionales mediante el cual ningún organismo del Estado puede aprobar algo que contradiga ese texto. Solo Washington ostenta el derecho a realizar modificaciones a la ley con las consabidas ventajas a su favor. 

Para reforzar el cerco neoliberal del TLC, Colombia se comprometió dentro del acápite de la Propiedad Intelectual, a ceñirse por otros cuatro acuerdos internacionales que favorecen la penetración y libre accionar de las transnacionales estadounidenses en el país, sin tener que responder por reclamaciones ambientales, despidos laborales y violaciones de derechos humanos. 

A lo largo de 2013 y principios de 2014 ocurrieron en el país numerosas huelgas obreras y campesinas que reclamaban empleos; alto a los despidos; demandas de tierras y detener la competencia abismal que tienen los productores con respecto a las mercancías y productos importados. 

Las manifestaciones, marchas, plantones, bloqueos de carreteras por campesinos, productores agrarios y sectores solidarios fueron masivas y en la mayoría de los casos la represión militar y policial resultaron las formas utilizadas por el gobierno para sofocarlas. 

Dos hechos ocurrieron inmediatamente tras la victoria del reelegido presidente: primero, la visita del vicepresidente estadounidense Joe Biden a Bogotá que según las informaciones fue a conocer sobre las conversaciones de paz entre el gobierno y la guerrilla, y recordarle a Santos la importancia de mantener las estrechas relaciones bilaterales. Como se desprende, el control es necesario para que las cosas no se salgan del cauce. 

Seguidamente, el flamante presidente viajó a Nayarit, México, donde participó en la IX Cumbre de la Alianza del Pacífico, un bloque político-comercial, integrado por Chile, Perú, Colombia y México, cuya fundación tuvo lugar en abril de 2011 en Lima, Perú y se consolidó en la reunión de Chile en junio de 2012. 

A partir de ese momento, los gobiernos neoliberales de la región, bajo la orientación de Estados Unidos se han agrupado con el objetivo de debilitar la unión e integración Latinoamérica y por eso los analistas lo consideran como una forma de Washington de introducir una nueva versión del famoso Caballo de Troya. 

En la Cumbre de Nayarit, Santos volvió a llenar de loas a la organización y auguró un gran futuro para sus miembros. 

El presidente boliviano Evo Morales, refiriéndose a la Alianza del Pacífico, denunció durante la II Cumbre de la CELAC efectuada en enero en La Habana, que los servicios básicos como el agua y la energía no pueden ser un negocio privado para nuestros pueblos, pues son derechos fundamentales para el ser humano. 

En Colombia, el senador por el Polo Democrático Alternativo, Jorge Robledo señaló que la Alianza y lo que emana de ella es un garrotazo al campo colombiano, terminará de arruinar el agro y la industria e incrementará el desempleo y el atraso productivo. 

En definitiva, se abre otra nueva etapa para el presidente Juan Manuel Santos en la cual no solo tendrá que lograr los acuerdos de paz con los movimientos guerrilleros sino también realizar mejoras sociales y económicas a favor de la mayoritaria población pobre del país, las que no se alcanzarán mediante políticas neoliberales.

Por: Hedelberto López Blanch
Se publica con autorización del Autor y mediante una licencia de Creative Commons Respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

Los picos cada vez más afilados

Ya que estamos en clima mundialista, la jugada a lo Messi del ministro de Economía fue neutralizada por la nueva intervención colonial de Griesa, jugador y árbitro de este partido. Cuando pensábamos que Griesa y sus buitres iban a hacer la gran Suárez, con un mordiscón a los fondos de los bonistas, tiraron la pelota fuera del estadio y el partido está en suspenso. No colocaron sus garras sobre los dólares, sino que ordenaron devolverlo. Un desprecio inusitado por parte del Juez Imperial. Una enloquecida reacción que enceguece toda racionalidad. Ahora dice que pagar es ilegal. Y después se molesta porque La Presidenta habla de extorsión. Como el tiro libre de Kicillof era imparable, apela a todas las trampas para poner a nuestro país al borde del default. Y abusa de todo su descomunal poder para proteger a los buitres como si fueran tiernos canarios. Si quedaba alguna duda de su alineación con los especuladores, este nuevo episodio las despeja a todas. Si podía pensarse en un atisbo de legalidad en el accionar de este magistrado, ya no hay ley que lo justifique.
No sería exagerado decir que, partir de este momento, todo lo que Griesa haga o diga será tomado como algo personal. Y si el Estado norteamericano no frena este desquicio, será responsable de un atropello a la soberanía de nuestro país. Y no sólo de eso, sino de desalentar toda negociación de deudas, además de horadar el prestigio de Nueva York como capital del sistema financiero mundial.
Nadie sabe qué va a pasar el lunes con los fondos depositados por el Gobierno, si serán devueltos o se entregarán a los bonistas. Como sea, el default no será nuestra culpa. Y es lo que advirtió Kicillof durante el anuncio oficial de esta maniobra: si la decisión soberana de honrar los compromisos de deuda se encuentra vulnerada es por la alineación de la justicia norteamericana con intereses minoritarios. Y en esto, las Autoridades del Imperio tienen mucha responsabilidad. Un juez distrital en retirada recibió la repulsa internacional por abusar de su aristocrático poder y las instancias judiciales superiores se lavaron las manos. Los trapos sucios que podemos encontrar en todos lados: las corporaciones económicas que se quieren apropiar del mundo con la complicidad de la corporación judicial. Y también, con la anuencia de los Jefes de Estado que, en lugar de proteger los intereses de sus pueblos, coquetean con los poderosos. El desafío de este siglo es contener –o desterrar- esta avidez responsable de una de las mayores catástrofes de la Humanidad: la extrema pobreza.
Aunque el apoyo a la posición argentina superó todas las expectativas, nada parece alterar la patricia decisión de Griesa. Organismos financieros, bloques multilaterales, presidentes, universidades, analistas económicos expresaron su solidaridad y condenaron el despiadado intento de los angurrientos. Envalentonado por semejante hinchada, el Gobierno Nacional colocó una tentadora carnada en el más eficaz de sus anzuelos para desenmascarar a los malintencionados carroñeros. El rostro feroz de los enemigos quedó al descubierto, mostrando todo su horror. Lo que parecía imposible, sucedió. Si la semana pasada muchos pensaban que La Presidenta y su equipo estaban en jaque, ahora no saben cómo disimular esta victoria parcial. Porque éste es un primer paso: lo que viene será mucho más interesante.
Nuestras luchas internas
Tanto allá como acá la clave está en la batalla cultural que se está dando a nivel global. La crisis económica, social y política que sacude a muchos países tiene su origen en la despiadada primacía del casino financiero, cuyos jugadores mueven sus fichas al impulso de su avaricia para multiplicarlas sin límite. Lo único que producen con sus inversiones es pobreza, inequidad y desamparo. Si el Poder Económico está conquistando el planeta es porque los otros poderes lo permiten, por torpeza, por temor o por complicidad. Juntos nos están conduciendo hacia la aniquilación.
Por supuesto, siempre hay espacio para la esperanza, aunque el panorama parezca desolador. La experiencia que hemos vivido en estos años de recuperación confirma que sólo el fortalecimiento de la Política puede poner en orden este caótico escenario. Pero no la política entendida como la estrategia de algunos individuos para enquistarse en un puesto y obtener algunas ventajas, protegiendo los privilegios de una minoría. Lo que hace falta es la proliferación de representantes que asuman el conflicto con los exponentes del establishment para defender los derechos de la mayoría. En pocas palabras, la Política gobernando al Poder Económico. Y el Poder Judicial, cuya cacareada independencia no es otra cosa que un escudo al servicio de la minoría, debe comprometerse a velar el cumplimiento de las leyes en beneficio de los menos favorecidos.
En esa lucha estamos. Cuando el secretario de Comercio, Augusto Costa, denuncia que los laboratorios incumplieron con el acuerdo de precios y amenaza con multas si no retrotraen los precios a principios de mayo, está dando cuenta de eso. O cuando los organismos de control laboral llevan a la justicia el caso de explotación laboral y servidumbre que involucra al presidente de la Sociedad Rural. O cuando la AFIP investiga los bienes de los ricachones en busca de posibles evasores o se instituye un impuesto a los bienes suntuarios. Estos y muchos más son episodios de la misma batalla, que debe llevarse a las últimas consecuencias. Esta vez no nos deben ganar, porque ellos nos quieren ver derrotados para poder gozar de sus descomunales fortunas. Ahora que están expuestos con su repugnante rostro, ya no hay máscara que nos engañe. No debemos dejar escapar esta oportunidad para volverlos más humanos y así poder vivir mucho mejor.

Por: Gustavo Rosa Apuntes discontinuos 

lunes, 23 de junio de 2014

Cumbre del G-77+China - Abrir los ojos a un mundo multilateral

La más importante conclusión que se puede extraer de la recién terminada Cumbre del G-77+China es que los pueblos y países en desarrollo han comprendido la imposibilidad de mantener un mundo unipolar donde las políticas de las naciones desarrolladas y de las compañías transnacionales impongan estrategias financieras y modelos económicos dañinos a los intereses de las grandes mayorías.

Ciertamente hubo un amplio consenso a favor de implementar medidas conjuntas para tratar de limitar la fuerza que ejercen los países ricos, por medio de las transnacionales y los organismos financieros internacionales en detrimento de líneas económicas y sociales que satisfagan las enormes necesidades que padecen decenas de países pobres.

La Cumbre extraordinaria del Grupo, efectuada en Santa Cruz de la Sierra, al sureste de Bolivia, tocó los principales problemas que enfrentan sus 133 naciones integrantes y se acordaron decisiones para impulsar soluciones.

El anfitrión de la Cumbre y Presidente de Bolivia, Evo Morales, propuso la necesidad de fomentar una soberanía en la administración de los recursos naturales de cada nación, así como el control soberano de la riqueza y planificación para industrializar el aprovechamiento de los recursos naturales y áreas estratégicas, que no debe negarse a la participación de inversiones, de provecho para los pueblos.
De igual modo, señaló que es necesario incorporar a la legislación internacional la idea de que los servicios básicos son un derecho fundamental para las personas. Es obligación de los Estados por encima de costos o ganancias.
Las prioridades del Grupo deben estar en el desarrollo integral, fortalecer los mercados internos en el marco de la solidaridad. Sustituir instituciones como el Fondo Monetario Internacional por otras que permitan la participación de naciones del sur en sus estructuras de decisión.

Evo fue un poco más allá y planteó, delante del Secretario General de la ONU, Ban Ki Moon, eliminar el Consejo de Seguridad, por considerar que dicha instancia se dedica a promover guerras e invasiones contra naciones y pueblos soberanos para apoderarse de los recursos naturales.

La Declaración Final de la Cumbre “Hacia un Nuevo Orden Mundial para Vivir Bien”, ratificó como objetivo central erradicar la pobreza y conducir la agenda de desarrollo post 2015.

En ese sentido, el Presidente de Cuba, Raúl Castro Ruz, denunció que hoy aun, 1 200 millones de personas en el mundo viven en la pobreza extrema. En África subsahariana, el número de pobres ha aumentado ininterrumpidamente, pasando de 290 millones en 1990 a 414 millones en el 2010.

Una de cada ocho personas en el orbe sufre de hambre crónica. El 45% de los niños fallecidos antes de cumplir los cinco años, muere por malnutrición.

La deuda externa registra niveles sin precedentes, a pesar de los enormes pagos realizados por su servicio.

Se agrava el cambio climático, generado -en lo fundamental- por los patrones de producción y consumo irracionales y derrochadores de los países industrializados que, de mantenerse, para el 2030 harían falta recursos naturales equivalentes a dos planetas.

El Documento Final enfatizó sobre la desigualdad, situación que se agrava por patrones de consumo y producción insostenibles en los países desarrollados y estableció que la excesiva orientación al lucro no respeta a la Madre Tierra, por eso la enorme importancia de establecer medidas para contrarrestar el cambio climático y la atención a los pequeños países insulares.

Asimismo, ratificó los principios de unidad, solidaridad y complementariedad para la construcción de un Nuevo Orden Mundial que pretende restablecer un sistema más justo y democrático que beneficie a los pueblos.

A 50 años del surgimiento del G-77 (15 de junio de 1964) tras finalizar la primera sesión en Ginebra de la Conferencia sobre Comercio y Desarrollo de las Naciones Unidas (UNCTAD), sus hoy 133 integrantes estan comprendiendo que los tiempos cambian pero que en la mayoría de sus países la situación se mantiene igual o peor que en la década de 1960.

Pese a ser la organización intergubernamental de países en vías de desarrollo más grande de Naciones Unidas, las demandas y propuestas que muchas veces emiten en el seno de la ONU, son desoídas o vetadas por las naciones más poderosas. Tampoco se ha logrado una efectiva cooperación Sur-Sur para el desarrollo, uno de los principales objetivos de su fundación.

Altas y bajas ha tenido el Grupo durante su trayecto pero al parecer la recién concluida Cumbre extraordinaria de Santa Cruz de la Sierra, con la dirección del Presidente Evo Morales, le ha dado el impulso necesario para afrontar retos económicos, políticos y sociales presentes y futuros.

Se comienza a percibir que las políticas neoliberales agresivas impuestas por las naciones ricas y los organismos financieros internacionales, han sido nefastas para los pueblos y naciones en desarrollo.

Resultó cardinal la intervención de la Presidenta argentina, Cristina Fernández cuando explicó la debacle económica que padeció su país en la década de 1990 y principios del 2000, y lo que aun debe sufrir al tener que abonar una deuda con compañías que adquirieron bonos del Estado a muy bajos precios (llamados “fondos buitres”) y hoy representan una enorme deuda acumulada.

Las palabras del primer ministro de Namibia, Hage Geingob también fueron el resultado de que el mensaje de la Cumbre llegó a la mayoría de los presentes: “Retorno a mi país, dijo, con otra visión, la de luchar por la independencia económica y de que los recursos naturales pertenecen a nuestros pueblos.

Dicen que los golpes enseñan, y tras cincuenta años de su fundación, el G-77 retoma el camino en aras de enfrentar los grandes retos impuestos por las políticas de rapiña diseñadas por las grandes potencias capitalistas y de los organismos financieros bajo su control.


Por: Hedelberto López Blanch
Se publica con autorización del Autor y mediante una licencia de Creative Commons Respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

Comerciar en vez de bloquear

A los lectores y oyentes de Radio Miami les hago una pequeña, pero profunda pregunta. ¿Puede usted imaginarse los beneficios que para Estados Unidos y Cuba tendría el levantamiento del bloqueo que durante más de 50 años mantiene Washington contra la Isla del Caribe?

No importa que el gobierno de La Habana haya emitido nuevas leyes de migración o de Inversiones, o que ayude a mejorar la salud de millones de personas en el mundo, o colabore con países que sufren desastres naturales. El odio de Washington, aupado por la extrema derecha cubanoamerica de Miami, le impide ver los nuevos horizontes.

Retomando la pregunta inicial, los beneficios en la mejoría de relaciones entre las dos naciones, sin condiciones y primando el respeto mutuo, conllevaría a que se pudieran concretar convenios y colaboraciones en disímiles sectores de la economía.

Todo esto lo traigo a colación porque para el próximo mes de septiembre esta previsto la realización del Congreso Internacional Labiofam 2014 y el III Simposio de Productos Naturales en la terapia contra el cáncer.
José Antonio Fraga Castro, director general de Labiofam, sigla que corresponde al Grupo Empresarial de Laboratorios Biológicos Farmacéuticos informó que durante el evento se discutirán temas relacionados con alimentos probióticos, bioalgas, suplementos dietéticos, fortificantes y nutricionales, como el Ferrical, Vimang, la Propolina, Acitán, Asmacán y Nutrisol, muy conocidos y demandados por la población cubana y a nivel internacional.

El Congreso sesionará del 22 al 25 de septiembre en el Palacio de las Convenciones y también se analizarán la prevención y control de vectores, bioplaguicidas y biofertilizantes para la rama agropecuaria, ante la necesidad de lograr un manejo agroecológico y la obtención de alimentos orgánicos, que favorezcan a las personas y al medio ambiente. Labiofam apoya sus investigaciones en productos farmacéuticos y durante los días del Congreso mostrará sus avances científicos en productos para la salud humana y animal, así como la creación de varias plantas procesadoras en el país y en el exterior en aras de ampliar sus capacidades.

Cuba es una de las pocas naciones del mundo que garantiza más del 98 por ciento de sus medicamentos y vacunas de uso veterinario, debido a varias fábricas y centros de alta capacidad científica que incluyen producción, investigación y comercialización, todos dentro del Grupo Empresarial de Laboratorios Biológicos Farmacéuticos.

Uno de esos medicamentos es la Spirulina, obtenida a partir de microalgas que contiene vitaminas, aminoácidos esenciales y más de 70 por ciento de proteínas, que se emplea como suplemento dietético, además de ayudar a evitar el mal de Alzheimer, la demencia senil y la esclerosis múltiple. Como se conoce, estas enfermedades estan muy extendidas en países desarrollados y en especial en Estados Unidos.

Para comprender el amplio desarrollo en Labiofam, su director explicó que se pondrán en marcha importantes plantas biotecnológicas en Cuba y en el exterior, sobre la base del principio de la cooperación Sur-Sur, para contribuir al enfrentamiento de epidemias y enfermedades como la malaria y el dengue.

El Grupo ofrece transferencia de tecnologías y conocimientos, y trabaja en el diseño, construcción y montaje de centros de ese tipo en naciones como Etiopía y Tanzania, además de contar con otros similares en Venezuela, Vietnam, Argentina y China.

En el conclave también se presentarán avances en el tratamiento contra el cáncer como el Vidatox, producto bioterapéutico homeopático cuyo principio activo parte del veneno del escorpión y que aporta mejoría en la calidad de vida y la sobrevida de los pacientes, al aliviar el dolor por sus efectos antiinflamatorios y analgésicos.

Según Fraga, Vidatox funciona como complemento de la terapia anticancerígena, y se avanza en los trabajos para un nuevo compuesto, con resultados impresionantes hasta el momento, por lo que se continúan de forma repetitiva las investigaciones preclínicas con un equipo multidisciplinario.

Después de estos pequeños datos, podemos preguntarle no solo al gobierno, sino también al pueblo norteamericano: ¿No será más beneficioso acabar con el obsoleto bloqueo estadounidense contra Cuba?

Por: Hedelberto López Blanch
Se publica con autorización del Autor y mediante una licencia de Creative Commons Respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

martes, 17 de junio de 2014

La cueva de los angurrientos y sus fieles servidores

Las jornadas Democracia y Desarrollo organizadas por el Grupo Clarín todavía dan para hablar. No por su contenido –que se sobrentiende- sino por sus intenciones. El miércoles se reunieron los más poderosos de la economía criolla y los más serviles exponentes de la oposición. Los primeros para puntualizar sus exigencias de cara al futuro y los segundos para memorizar las órdenes y conquistar simpatías. Lo más doloroso fue la presencia de Daniel Scioli y lo más gracioso –pero no tanto-, el despiste de Binner durante una entrevista radial. Cuando la periodista, después de varias evasivas, le aclaró que el Grupo Clarín es Magneto, el diputado y candidato presidencial exclamó “yo que usted voy a la Justicia y lo denuncio. Sería conveniente” y cortó la comunicación. Difícil analizar esta reacción y evitar a la vez tentadoras descalificaciones. No hay distracción, inocencia ni senilidad, sino mucho cinismo. Y también, cobardía, porque no se atreve a confesar que ha tomado la decisión de avalar los intereses más despiadados.

Antes de continuar con este personaje, resulta imprescindible aclarar que Clarín no es un periódico barrial, Techint no es una herrería de pueblo, los grandes supermercados no son almacenes y la Sociedad Rural no es un grupo de empobrecidos hortelanos. Si estos grupos hablan no es para dialogar, sino para dictar órdenes; no es para proponer, sino para imponer; no es para lograr adhesión sino para exigir obediencia. Que las corporaciones planteen una discusión sobre la relación entre democracia y desarrollo provoca escozor, escalofríos o, al menos, urticarias. Pero más grave aún es que haya candidatos presidenciales que, sin pudor, se pongan al servicio de esos intereses tan destructivos y que pregonen hacerlo por el beneficio de todos. Y, en el caso de Binner, encima afirma que es progresista. Peor, socialista.

Si quieren que sean las corporaciones las que gobiernen sin ser votadas, que lo digan. Pero que no engañen más con las conocidas máscaras, que ya nos han hecho mucho daño. El kirchnerismo tendrá sus errores, será lo que sea, pero se ha sometido y se someterá a elecciones, algo que las corporaciones nunca hacen. Claro, no lo necesitan porque con el poder que ostentan y la obsecuencia que consiguen de políticos, jueces y funcionarios les alcanza y sobra para seguir saqueando al país como lo han hecho en otros tiempos.

Y esto no ocurre sólo en nuestro país. El mundo entero se sacude al ritmo de la avaricia de unos pocos que se quieren quedar con todo. Desocupados, desterrados y desnutridos conviven con palacios de sueño y autos enchapados en oro.


Lo primero como principal consecuencia de lo segundo. El lujo vomitivo como causa primera de la desigualdad.

Tanto asco produce esta situación que hasta el Papa asegura que el sistema económico mundial “ya no se aguanta”. No es el primer Pontífice que se refiere a la pobreza, pero los antecesores apelaban a la caridad como solución para atenuarla. Francisco invita a diseñar un sistema distinto. Nada revolucionario, sino un modelo más amigable.

Desde Bolivia, en la Cumbre del G-77 + China, comienzan a escucharse no sólo las advertencias, sino las propuestas. "El capital es hoy excluyente porque dejó, en muchos casos, de explotar –explicó CFK en su exposición- Eso es un logro de la valorización financiera que nuestro país conoció gracias al endeudamiento que comenzó bajo la dictadura militar y siguió luego durante la ficción de que un dólar valía un peso.


Así fue como nos endeudamos en un 160 por ciento en relación a nuestro PBI". Mientras la especulación aporte más ganancias que la producción, será difícil equilibrar la balanza.

Hoy ya no estamos discutiendo sobre la explotación laboral, sino sobre la economía basada en el traslado virtual de divisas en busca de mayores tasas de ganancia. Divisas sin patria pero con mucha voracidad.

De esto se trató la reunión en el Malba, de la manera de restaurar ese infausto modelo en nuestro país. Seguramente los expositores habrán hablado de la intromisión del Estado en la economía, la reducción del gasto público, de la carga impositiva y de todas las medidas que se han tomado en estos años para frenar tanta depredación. De todo lo que ellos consideran un obstáculo para el desarrollo del país, lo que significa, ni más ni menos que el crecimiento de sus propias fortunas. A eso se suman todos los exponentes de la oposición, con nauseabundo servilismo. Y Scioli, que se adentró en la caverna del dragón con la idea de domesticarlo. O de ponerse a su servicio. Esto sólo él lo sabe.

Por: Gustavo Rosa Apuntes discontinuos 

¿Un caballo de Troya en el Mundo Clarín?

El esfuerzo que hacen los productores de TN, El Trece y todos sus satélites para pintar un panorama catastrófico en cualquier escenario alguna vez merecerá un premio a la inventiva. Mientras la TV Pública transmitía la ceremonia inaugural del Mundial, ellos hacían foco en los disturbios de San Pablo y sólo en eso. Para los descreídos y los amnésicos, hay que recordar que cuando ellos tenían el fútbol en sus manos cada acontecimiento deportivo era una verdadera fiesta, hasta un torneo de bolitas. Ahora, que miran malhumorados desde el rincón, no saben qué hacer para embarrar la cancha. Un par de semanas atrás presentaron un informe de antología: en un sondeo de opinión, justo encontraron por la calle a diez varones que no se interesaban por el fútbol y que manifestaron nulo entusiasmo por el torneo de la FIFA. Después, inventaron el opinódromo, donde los más pálidos transeúntes expresaron sus apocalípticos pronósticos sobre el desempeño de nuestra selección. Como la zorra de la fábula, que después de varios intentos fallidos por alcanzar el racimo de uvas que pendía de una rama, se alejó mascullando su fracaso: “qué importa, si están verdes”. Como el niño caprichoso, que patea el tablero cuando no lo dejan ganar. 

Eso están haciendo: como no podrán ganar, se están preparando para patear el tablero. Y esto no sólo con el Mundial, pero podemos arrancar por ahí. Algunos memoriosos recordarán los tiempos en que el fútbol estaba en sus manos. No sólo se apropiaban de los goles sino que invadían la programación con TN deportivo, que se emitía en diferentes momentos del día, con envíos especiales los fines de semana y hasta se daban el lujo de hacer un programa semanal sobre las hinchadas. Hoy, el fútbol no les interesa.

Sin ir más lejos, se han convertido en anti-futboleros. Pero, a pesar de los esfuerzos por des-futbolizar a la sociedad, sólo dos de cada diez argentinos afirman no estar interesados por la copa del mundo, de acuerdo a una reciente encuesta realizada por CEOP, bajo la dirección de Roberto Bacman. En esto van perdiendo. 

Sin embargo, no hay que confiarse: de cada derrota pueden extraer una lección. Tal vez aprendan que no deben alejarse tanto del pueblo, sino apenas un poquito. Desde que está el kirchnerismo en el gobierno, las viejas tretas ya no dan tan buen resultado. Lo de las tres, cinco o chiquicientas tapas es una pieza de museo, como lo de la realidad que se tapa o se puede hacer tapa y más aún la patraña de la independencia. 

Ya nada funciona, ni siquiera las demonizaciones con las que antes convocaban a descontrolados caceroleros. ¿Será que el mundo Clarín tiene fecha de vencimiento? 

Para que no haya confusiones: nadie quiere que cierren medios, pero sí que dejen de ser lo que son. O, por lo menos, que no lo sean tanto. El mundo Clarín es perjudicial para cualquier mundo porque contiene el estilo que ese multimedios ha expandido como doctrina. No es algo que hayan concebido Ellos, pero han puesto el sello vernáculo que les ha dado enormes ganancias. Si los hechos no son funcionales a sus intereses, los esconden. Y como ahora quedan pocos que les puedan servir, no les queda otra que inventar. Eso es el mundo Clarín: construir un mundo a la medida de sus angurrias. 

Aunque cueste creerlo, ahora se interesan por aquellas cosas que hasta hace unos días querían destruir. Con el ampuloso y confuso título Democracia y Desarrollo, el Grupo Clarín organizó unas jornadas para explicar a la sociedad qué es lo que quieren para el futuro. No sólo estuvieron los más ricachones sino también los más obsecuentes, que son, ni más ni menos que los candidatos presidenciales de la oposición. Porque para el mundo Clarín, el futuro se construye sin el kirchnerismo. Por eso llamó la atención –y hasta irritó- la presencia del gobernador bonaerense Daniel Scioli, único exponente de las filas oficiales. Y no asistió para reafirmar el sendero iniciado en 2003, sino para recitar las sandeces del diálogo y el consenso. 

Una y otra vez vale reiterar: corporación y democracia son opuestos. Los gobiernos democráticos controlan a los grandes empresarios o serán éstos quienes terminen gobernando. No hay diálogo ni consenso con ellos porque sólo quieren obediencia y sometimiento. Pero Scioli suele hacer esas cosas: desde la dolorosa foto con Cobos en diciembre de 2012 hasta los cordiales saludos con Héctor Magneto, todo condimentado con tibias declaraciones de apoyo a CFK y el concepto policial de la seguridad. Con un candidato así, la continuidad de este proyecto corre un serio riesgo, al menos por ahora. Si el mundo Clarín lo recibe con los brazos abiertos, no debe ser tan K. A no ser que la estrategia de Scioli sea la del caballo de Troya y debajo de su máscara amigable se esconda un gran confrontador. Por las dudas, habrá que pensar en otro.


Por: Gustavo Rosa Apuntes discontinuos

lunes, 16 de junio de 2014

BRICS por un mejor financiamiento

Mientras la Unión Europea y Estados Unidos se enrolan en campañas mediáticas y agresivas contra países que se han distanciado de las políticas trazadas por Occidente, naciones emergentes como Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica, integrantes del BRICS, avanzan por crear mecanismos económicos, sociales y financieros que beneficien no solo a sus habitantes, sino también a otros países del orbe.

Hagamos un rápido recuento de las acciones emprendidas por Washington y Bruselas en los últimos años contra gobiernos no afines: ataque e invasión de Afganistán por sus relaciones con Al Qaeda; la misma operación contra Irak porque supuestamente tenía armas químicas; similares acciones en Libia para eliminar al presidente Muammar al Khadafi,

Hostigamiento y bloqueo contra Siria por las diferencias de Bashar al Assad con Occidente; golpe de Estado en Honduras por haberse acercado al ALBA; acciones desestabilizadoras para intentar derrocar al gobierno venezolano; golpe parlamentario al presidente paraguayo Fernando Lugo; la misma receta contra el presidente Ucraniano Viktor Yanukovich. La lista es cuantiosa.

Contrario a esas agresiones, en diversas regiones del mundo se forman alianzas para mejorar la economía y las finanzas de sus países como el caso de los integrantes del BRICS que ya han dado los pasos para crear un nuevo banco multilateral que en 2016 iniciaría la entrega de préstamos.

Los integrantes de la agrupación económica negocian desde hace dos años la creación del banco, y en discusión se encuentran la asignación de capital per cápita, la repartición de cuotas para la fundación de una Reserva de Divisas, y la sede de la futura entidad prestamista.

Declaraciones de funcionarios rusos y brasileños destacan que el organismo financiero arrancará con un capital de 50 000 millones de dólares y podría empezar a otorgar préstamos en dos años. Su sede se decidirá entre Nueva Delhi, Shanghai, Johannesburgo o Moscú pues Brasil no se ofreció para acogerla.

Las Reservas de Divisas, contarían en un inicio con 100 000 millones de dólares e informaciones preliminares señalan que las cuotas se distribuirán de la siguiente forma: Rusia, India y Brasil proporcionarán 18 000 millones de dólares cada uno, Sudáfrica 5 000 millones de dólares y China 41 000 millones de dólares.

Durante los días 15 y 16 de julio, y tras concluir el Mundial de Fútbol, los líderes del BRICS, Dilma Rousseff, Brasil; Vladimir Putin, Rusia; Xi Jinping, China; Jacob Zuma, Sudáfrica, y Narendra Modi, primer ministro de India, celebrarán la VI Cumbre de la organización en la cual participarán las cinco principales empresas de cada país y sus bancos nacionales de desarrollo.

Asimismo, aprovecharán la ocasión para sostener un encuentro con presidentes de las naciones suramericanas como lo hicieron durante la V Cumbre del organismo en Durban, Sudáfrica cuando invitaron a líderes africanos.

Y lo más importante será la suscripción del acuerdo para el nacimiento del Banco de Fomento y Fondo de Reservas.

Estas dos instituciones que fundarán los cinco países emergentes aparecen como alternativas al Banco Mundial (BM) y al Fondo Monetario Internacional (FMI) creados en 1944 en la ciudad norteamericana de Bretton Woods como mecanismo de dominación de los países capitalistas.

Esos organismos financieros desde un principio, han estado bajo la supremacía de Estados Unidos y de Europa Occidental, los que ejercen un control financiero total sobre las naciones pobres del mundo, con empréstitos y exigencias de pagos injustos.

El poder del FMI se basa en que sus programas de ajustes tratan de imponer la confianza de los mercados internacionales de capital en el país deudor, como ha ocurrido recientemente en Grecia, Portugal, España, Irlanda y ahora Ucrania.

El subsecretario de la Cancillería brasileña, José Alfredo Graça Lima y el secretario ejecutivo de la comisión interministerial por la parte rusa, Vadim Lukov, precisaron que entre los propósitos del Banco se encuentra el de financiar proyectos de infraestructura y desarrollo sostenible de sus miembros y de terceros países fuera del grupo.

Los directivos del Banco evaluarán las finanzas de los deudores pero nunca intervendrán en sus asuntos económicos. El fin es proporcionar préstamos a un costo más bajo del que se obtiene en los mercados o en las instituciones financieras internacionales.

De esa forma, la entidad bancaria cubriría la creciente demanda de financiamiento de proyectos que los organismos multilaterales globales no han podido satisfacer y cuando lo hacen, exigen obligaciones y demandas que atentan contra la soberanía y la independencia económica de sus deudores.

Se prevé que en el futuro se adhieran al organismo financiero otros países y organizaciones. Al ser analizadas las nuevas solicitudes y previa aprobación de una comisión, los interesados deberán entregar una cuota de 100 000 dólares.

Resulta ya innegable la creciente influencia de las economías emergentes en el escenario financiero global, que desde Bretton Woods ha estado dominado por Estados Unidos y Europa Occidental mediante el FMI y el BM.

Aunque con el epíteto de emergentes, en total sus miembros cuentan con el 25 % del Producto Interno Bruto global, la mitad de la población del globo terráqueo, el 30 % de la superficie terrestre y el 35 % de las reservas de divisas.

Sus recursos naturales son abundantes que van desde petróleo y gas (sobre todo Rusia y Brasil) bauxita, oro, plata, manganeso, níquel, fosfato, platino, tungsteno, plomo, zinc, estaño, uranio, carbón, diamantes, energía eléctrica). Producen alimentos y sus economías son compatibles pues lo que le falta a uno, el otro lo tiene.

Con el progresivo desarrollo económico que estan teniendo esos países, el BRICS pudiera convertirse en un grupo que lleve al mundo hacia un sistema multipolar en contraposición a la unipolaridad actual.


Por: Hedelberto López Blanch
Se publica con autorización del Autor y mediante una licencia de Creative Commons Respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

jueves, 12 de junio de 2014

Los esbirros de Clarín: mucho más que un casting

Esta semana comenzó con la indagatoria de Boudou y las pintorescas interpretaciones de las plumas que insisten con la novelesca trama de la causa Ciccone. Mientras erigen como ciudadano ilustre al fiscal José Campagnoli y evitan mencionar a Macri para no llamar la atención sobre su inoperancia, ya no saben qué hacer para que su cautivo público desempolve sus cacerolas para pedir la renuncia del vicepresidente. Campagnoli es un héroe y Boudou, el peor de los villanos. Y como Macri estará de campaña en las tribunas brasileras, mejor ignorarlo, porque ni con magia pueden enaltecer su figura. ¿Qué dirán esos ilustres republicanos si el controvertido fiscal sale mal parado del jury de enjuiciamiento por mal desempeño? ¿Lo convertirán en mártir o guardarán un avergonzado silencio? ¿Sabrán algo de la causa o sólo se dejan llevar por los libelos carroñeros? Estructurar un texto en base a preguntas puede resultar tedioso para el lector pero se desliza una última: ¿por qué muchos exponentes de la oposición aún siguen confiando en las oscuras fantasías que día a día se publican en los medios dominantes?

Este apunte no busca responder estos interrogantes, pero sí fundamentarlos. O, por lo menos, dejarlos planteados. Porque una cosa es el accionar de los medios dominantes y otra, la actuación de los exponentes de la oposición, muchos de los cuales han obtenido un mandato de representación en las últimas elecciones. Como han demostrado en los últimos años, no responden al interés de los votantes sino a las angurrias de las corporaciones. Como comprometidos republicanos legitiman el asedio de los que se quieren llevar puesta a la República, sin pensar que en el futuro, también serán sus víctimas.

Apelar a la distinta vara sería utilizar la estrategia del adversario. Tanto el vicepresidente como el famoso fiscal son inocentes hasta que haya una sentencia judicial. Ambos son ciudadanos sospechados, ni más ni menos. Entonces, resulta desproporcionado que dispongan un patíbulo para Boudou y un monumento para Campagnoli. Pero lo que despierta indignación es que legisladores de la oposición se prendan a cualquier estrategia mediática para obtener unos segundos de pantalla y brinden exabruptos con formato de opinión sin haber consultado siquiera media línea de los expedientes. Como viven en los estudios televisivos no tienen tiempo para informarse en serio. Total, con recitar los titulares alcanza para despertar el agradecimiento del amo. Y, de paso, intentan horadar un poquito la paciencia del Gobierno Nacional y de todos los que simpatizamos con esta construcción. Y esto es una irresponsabilidad enorme si de fortalecer el funcionamiento institucional se trata.

Porque a pocos días de que la Legislatura porteña homenajeara al fiscal, la Cámara en lo Contencioso Administrativo confirmó su suspensión hasta la decisión definitiva del Tribunal de Enjuiciamiento. No es difícil imaginar el escándalo que armarían si alguien decide otorgar un premio a Amado Boudou en medio del proceso judicial en que lo han enredado, aunque provenga de la sociedad de fomento del pueblo más pequeño del país. Lo que han hecho estos legisladores es presionar a la Justicia, enviar un confuso mensaje a la sociedad y, lo más grave, ignorar las denuncias de vecinos del Barrio Mitre y empleados de la fiscalía de Saavedra, víctimas del abuso de poder del ciudadano ilustre, José María Campagnoli. Entre la Justicia y Clarín, eligieron al más fuerte, no al más justo.

Algunos dirán que Boudou ha recibido el apoyo de funcionarios y militantes, pero eso no es lo mismo que premiarlo, como han hecho con Campagnoli. En este caso, los que claman por la independencia de los poderes son los mismos que la pisotean; los que hablan de respeto y consenso han vomitado insultos salvajes hacia el vicepresidente. Estas líneas no tienen como objetivo ponderar a uno y denostar al otro, sino buscar un equilibrio o, al menos, un poco de prudencia. Que no pase como con Aníbal Ibarra, que lo destituyeron como Alcalde y al poco tiempo la Justicia lo declaró inocente. “Zapatero, a tus zapatos”, decían los abuelos. Y los políticos, a hacer política, y dejarse de jugar a los jueces o hacer de monigotes en los medios. No los hemos puesto donde están para eso –para estar en permanente campaña- sino para contribuir a la construcción del país con el que todos soñamos, aunque sean de la oposición.

Por: Gustavo Rosa Apuntes discontinuos

miércoles, 11 de junio de 2014

Argentina, una economía en ascenso

No por milagro sino por la acertada política económica llevada adelante por Néstor Kirchner a partir de 2003 y continuada por Cristina Fernández de Kirchner, Argentina logró revertir una profunda crisis económica provocada por la aplicación de medidas neoliberales impuestas por organismos financieros internacionales, países occidentales y la anuencia de gobiernos dirigidos desde Washington. 

Esa recuperación permitió al gobierno de Cristina Fernández, concluir un acuerdo con el Club de Paris para saldar el adeudo de 9 700 millones de dólares que se mantenía desde la debacle económica ocurrida a principios de la década del 2000. 

El ministro argentino de Economía, Axel Kicillof, resaltó que el convenio esta libre de condicionamientos pues de pactó con soberanía e independencia sin la intervención ni supervisión del Fondo Monetario Internacional (FMI). 

Recordó cómo se aceptaban en Argentina, por gobiernos anteriores, esos acuerdos mediante el modelo de refinanciación que demandaba el FMI sobre la base de ajustes a los gastos, que siempre recaían en los fondos sociales y puntualizó que han arreglado otro de los entuertos que nos ha dejado el neoliberalismo. 

De esa forma, Buenos Aires saldará la deuda en cinco años, extensibles a siete, sobre una tasa de interés del 3 % anual y ya se auguran la llegada de nuevas inversiones foráneas.

Pero rememoremos el porqué Argentina llegó a aquella grave crisis. El país resultó un caso típico de la instauración de la política neoliberal pues durante la presidencia de Carlos Ménem (1989-1999) se implantaron las directrices del Consenso de Washington a instancias del FMI y de la Organización Mundial del Comercio (OMC), referentes a priorizar el libre mercado y las privatizaciones.

La administración Ménem que cumplía además con las orientaciones recibidas desde Estados Unidos, abrió los servicios y la industria al capital extranjero y permitió la importación indiscriminada de mercancías.

Bajo esas circunstancias, la nación caminó directo hacia la debacle económica pues la moneda argentina tenía el mismo valor del dólar, las mercancías importadas eran más baratas que las nacionales lo cual afectaba a las exportaciones. El país sufrió un profundo déficit comercial, que se remediaba con la venta de las entidades de producción y de servicios públicos.

La entrada de capitales disminuyó al no existir empresas que privatizar y el país cayó en un endeudamiento comercial y público que paralizó todo y produjo en 2001 masivas manifestaciones populares.

Los bancos dejaron de funcionar y congelaron el dinero de los acreedores, la deuda externa se elevó a 95 000 millones, el desempleo a más de 30 % de la población y el hambre y la miseria alcanzó a la mitad de sus 38 millones de habitantes.

El triunfo electoral de Néstor Kirchner en mayo de 2003 y de Cristina Fernández cuatro años más tarde, permitió iniciar una nueva política económica que revertió completamente la profunda crisis. 

Sin las ataduras del FMI, Argentina logró crear entre 2003 y 2009 un promedio de 580 000 puestos de trabajo anuales pese a la crisis económica que, iniciada en Estados Unidos en 2008, se extendió como pólvora por el mundo.

Con un crecimiento 3 % en 2013 y un Producto Interno Bruto de 776 000 millones de dólares, Argentina se ubica en el lugar 21 a nivel mundial. Tras la severa crisis de 2001-2002, la economía de Argentina creció entre 2003 y 2011 a un ritmo promedio anual del 8,3 %, aunque en 2012 sólo había crecido un 1,9%.

Las medidas llevadas a cabo por los gobiernos de Néstor y Cristina han permitido alcanzar logros que hacen destacar nuevamente a la Argentina como una de las economías más importantes de la región y del mundo. 

Desde 2002 se pagaron con las reservas, 32 000 millones de dólares, sin acceder al mercado de capitales, y el endeudamiento pasó de 140 % del PIB al 41.5 %.
En la industria, el comercio y los servicios se fundaron alrededor de 200 000 nuevas empresas, 64 % más de las que había al comienzo del gobierno de Cristina. Esto motivo que como promedio se crearan 500 000 puestos de trabajo por año y se redujo notablemente el desempleo.

En un reciente informe presentado por Cristina Fernández durante la inauguración del 131 período de sesiones del Congreso informó sobre los enormes beneficios sociales y económicos que han recibido los argentinos en los últimos años. 

Explicó que en ese sentido, un organismo internacional financiero como el Banco Mundial, reconoció que Argentina ha sido uno de los países que mejor ha focalizado el gasto social durante los últimos años pues la proporción de recursos transferidos a la seguridad social supera el promedio mundial y los gastos destinados a sectores postergados crecieron más de 8 veces en una década. 

El BM destacó que las redes de protección social desarrolladas en la nación sudamericana son las maneras más eficaces para forzar la distribución hacia un punto de mayor equidad con el fin de acabar con la pobreza.

En apretada síntesis se pueden observar esos logros: En el 2003 el 54 % eran pobres y el 27,7% en estado de indigencia. A fines del año 2012 bajaron al 6,5% y 1,7%, respectivamente. 

El crédito presupuestario del Ministerio de Desarrollo Social en 2003 era de 1 781 millones de pesos, y pasó en 2012 a 31 972 millones de pesos; las pensiones asistenciales a 180 000 personas en 2003, llegan ahora a 1 350 000 ciudadanos; las madres de 7 hijos, que cobraban 150 pesos, hoy reciben 2 165 pesos, y las pensiones de vejez e invalidez fueron de 105 pesos, a 1 515 en la actualidad.

Más de 3 500 000 niños y adolescentes de 1 700 000 núcleos familiares (desocupadas o con salario mínimo) reciben ayuda del programa Asignación Universal por Hijo que estipula desde 2009 que cada niño debe asistir al colegio y mantener su calendario de vacunas y servicios de salud cubierto. 

Con la reindustrialización se expandieron los sectores automotriz, siderurgia, metalmecánica, software, lo que permitió sustituir importaciones por más de 15 000 millones de dólares.

En la agricultura se aprobaron inversiones que colocan a la Argentina al frente de de los países de mayor avance tecnológico con record de producción lechera, maíz, trigo. 

La lista es interminable lo cual demuestra que la economía Argentina se fortalece cada día y sus 40 millones de ciudadanos reciben los beneficios de un gobierno que desecho las medidas neoliberales que durante casi dos décadas afectaron a su pueblo y el desarrollo del país.

Por: Hedelberto López Blanch
Se publica con autorización del Autor y mediante una licencia de Creative Commons Respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

lunes, 2 de junio de 2014

Comercio Rusia-China en expansión - El águila contra el oso y el dragón

La pretendida estrategia estadounidense y de la Unión Europea de querer debilitar económica y políticamente a la Federación Rusa, al provocar un golpe de Estado en Ucrania e imponer sanciones a Moscú, ha motivado un efecto completamente contrario al previsto: el fortalecimiento de las relaciones ruso-chinas.

Un megaconvenio para el suministro de gas ruso a China, además de otros importantes acuerdos con perspectivas claramente geopolíticas, fue firmado por los presidentes Vladimir Putin y Xi Jinping durante la reciente visita que realizó el primero a Beijing.


La empresa estatal rusa Gazprom suministrará a la Corporación Nacional de Petróleo de China (CNPC), 38 000 millones de metros cúbicos anuales de gas con un valor de 400 000 millones de dólares, por un período de 30 años y entrará en vigor en 2018.


Beijing también participará en la exploración en Rusia de una amplia zona de yacimientos gasíferos a lo largo de la frontera entre ambas naciones, lo cual predice la ampliación futura de los acuerdos signados.


Mientras Estados Unidos se conjuró con la Unión Europea para ahogar económicamente a Rusia al desgajar a Ucrania de una posible confederación con Moscú y a la par imponerle sanciones económicas, los acuerdos con China le han permitido al gobierno de Putin diversificar sus exportaciones energéticas que representan el 50 % de sus ingresos y le abrió las puertas no solo hacia China, sino a todo el Lejano Oriente, incluyendo Japón y Corea.


Los beneficios para Beijing también son notables pues le permite satisfacer las crecientes necesidades para su constante desarrollo (se estima que pronto será la primera potencia económica mundial en cuanto a Producto Interno Bruto) y sustituir por energía más limpia la que produce actualmente con carbón que aumenta la contaminación ambiental.


Gazprom se responsabilizará con el desarrollo de los campos de extracción del gas, las plantas de procesamiento y los gasoductos en territorio de su país, mientras CNPC se hará cargo del tendido del gasoducto en su territorio y la construcción de instalaciones para su almacenamiento. El convenio tiene gran trascendencia estratégica porque ambas naciones reducen la dependencia de Occidente.


El gas se distribuirá principalmente en el noreste chino, las áreas metropolitanas de Beijing y Tianjin (ciudad portuaria al este de la capital) y la región del delta del Yangzé.


En el sector energético, desde 2011 se comenzó a operar un oleoducto de casi 1 000 kilómetros de longitud que transporta 15 000 toneladas de petróleo al año del lejano oriente ruso hacia China, y si se suman las cantidades de crudo enviadas por barco, la cifra casi se triplica.


Ahora son varios países de la Unión Europea los que estan en una encrucijada pues ellos le compran a Moscú el 30 % del gas que consumen y que reciben a través de los gasoductos vía Ucrania.


El presidente de la Comisión Europea (CE), José Manuel Durao Barroso, ha pedido a Rusia que no interrumpa el suministro de gas hacia Ucrania mientras estén en curso las negociaciones entre las tres partes sobre la seguridad de la distribución y tránsito de gas. El 14 de mayo Putin envío una misiva a varios estados de la Unión donde advertía sobre el riesgo de que Kiev deje de recibir esos suministros si no paga antes su deuda con Gazprom.


El intercambio comercial ruso-chino que en 2013 alcanzó 90 000 millones de dólares, crecerá en 2015 a 100 000 millones y para el 2020 a 200 000 millones de dólares.


En los últimos tiempos, Moscú y Beijing han ampliado la colaboración en sectores claves como las finanzas, alta tecnología, aviación y aeronáutica, entre otros.


Asimismo, Putin y Jinping firmaron un memorando para la construcción antes del 2016, del primer puente ferroviario desde China a Rusia (atravesará el río Amur) y acortará en 700 kilómetros la distancia que recorrerán los trenes de carga entre los dos países.


Antes de los acuerdos signados, China se había convertido en la cuarta mayor fuente de inversión extranjera directa en Rusia y la cual aumenta cada día con el uso de las monedas locales.


En ese sentido, el dólar norteamericano esta recibiendo golpes en diferentes direcciones que a la larga lo debilitan como principal moneda de reserva e intercambio internacional. Ya los miembros del BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) realizan numerosas transacciones sin la utilización del billete verde.


Durante la visita de Putin a Beijing, el Banco de China, uno de los cuatro mayores del país con un capital de 1 900 millones de dólares y que opera en 27 países, y el VTB, segundo grupo bancario más grande de Rusia, presente en 20 países con capital de 253 300 millones de dólares, firmaron un contrato que incluye efectuar los pagos mutuos en sus divisas nacionales.


El acuerdo interbancario establece la cooperación en el sector de inversiones, la esfera crediticia y las operaciones en los mercados de capital. El documento signado estipula incrementar las inversiones mutuas, sobre todo en las infraestructuras de transporte, la exploración de recursos naturales y la construcción de viviendas de clase económica.


No cabe la menor duda que la política llevada a cabo por Washington, no solo en Ucrania para tratar de limitar por el oeste el espacio político y económico de Rusia, y de intentar contener por el este a China (con acuerdos alcanzados con varios países asiáticos) ha impulsado la relación Moscú-Beijing.


Este eje surgido entre el llamado oso ruso y el denominado dragón chino debido a la agresividad del águila estadounidense, esta cambiando significativamente la estructura de las relaciones internacionales.


En esta oportunidad a Washington le asienta bien el viejo adagio que señala: Fue por lana y salió trasquilado.

Por: Hedelberto López Blanch
Se publica con autorización del Autor y mediante una licencia de Creative Commons Respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.