Google+ Kada Día Somos Más: Relaciones por caminos excelentes

Visitas

viernes, 10 de octubre de 2014

Relaciones por caminos excelentes

Arabia Saudita y Cuba.
Entrevista con el embajador de esa nación árabe en la Isla, Saeed Hassan Saeed Aljomae
A tres años y medio de haber abierto la primera sede diplomática en Cuba y ser designado embajador del Reino de Arabia Saudita en La Habana, el señor Saeed Hassan Saeed Aljomae se siente satisfecho por el avance logrado en las relaciones entre ambas naciones y augura que seguirán fortaleciéndose continuamente.

En una amena conversación sostenida con Opciones, Saeed Aljomae significó que desde la apertura de la embajada de Cuba en Riat en 2007 y la de Reino en la Isla, en 2011, las relaciones han tomado un camino excelente en las esferas de la salud, el desarrollo, la colaboración y la cultura.

Indicó que la amistad entre nuestros países no es fruto de algunos años sino que se remontan a más de 50 años y agradeció al gobierno cubano por la buena acogida y la ayuda que le prestaron desde su llegada a La Habana como primer embajador del Reino en toda su historia.

En la colaboración económica bilateral, el Reino, a través del Fondo de Desarrollo Saudita, ha ofrecido apoyo y un crédito de 40 000 000 de dólares para la rehabilitación de las redes hidráulicas de La Habana y de Camagüey. Asimismo, añadió, hay un crédito que se brindó a Cuba para que adquiera productos petroquímicos sauditas y existen otros proyectos como el de la reparación de algunas edificaciones en la ciudad de La Habana.

Antes de la apertura de la sede, el Reino había otorgado un crédito para la rehabilitación de hospitales maternos infantiles, pues creemos que es un deber apoyar a nuestros amigos cubanos, puntualizó.

En la esfera cultural, esta nación árabe participa todos los años en la Feria del Libro y su pabellón ha alcanzado en los dos últimos años el primer lugar por su diseño, presentación y contenido. Para el diplomático, esa fiesta internacional del libro es un verdadero puente de amistad para que el pueblo cubano conozca más sobre la cultura y la historia saudita.

Al hablar sobre el desarrollo económico de su país, informó que el Reino con una extensión de 1 960 582 kilómetros cuadrados y una población de 30 millones de habitantes vive una etapa de esplendor. Posee la segunda mayor reserva de petróleo, es el mayor exportador mundial de crudo y el sexto productor de gas.

Agregó que ocupa la posición número 19 entre las economías del orbe, cuenta con 5 000 industrias que producen diversas mercancías, alimentos y equipos y posee, la mayor fábrica del mundo en la rama petroquímica. Esta cantidad y diversidad de fábricas permite que los jóvenes encuentren fácil acceso a fuentes de trabajo y el desempleo se sitúe a menos del 3 % de la población.

La educación es gratuita; hay alrededor de 5 000 000 de estudiantes y anualmente se gradúan entre 600 000 y 800 000 en los diferentes niveles. Además, a los que cursan estudios superiores se les otorga un estipendio mensual.

También existe un programa denominado Estudio de los Recintos Sagrados que reúne a unos 100 000 jóvenes que estudian en el exterior, disgregados en cinco continentes y sus resultados redundan en beneficio del Reino pues a su regreso ya conocerán y entenderán la cultura de España, China, Francia, Corea, Estados Unidos, etc.

En cuanto a la salud, tiene uno de los primeros sistemas más modernos de los países árabes, pero debido a su extensión, aun necesitan más médicos. En ese sentido, comunicó que 35 galenos cubanos laboran en ese país desde enero de 2014 y se hacen las coordinaciones para el envío de un segundo grupo.

Al abundar sobre las características geográficas explicó que por su extensión se puede comparar con un continente pues rebasa la superficie de Europa Occidental, y no esta completamente desértico como imaginan algunos.

Cuenta con una gran zona agrícola en la parte sureña, que tiene las mismas condiciones que Cuba en cuanto a fuentes hidráulicas, clima y naturaleza. En el norte estan los mayores viveros de flores, las que se exportan a Holanda y otras ciudades.

En la zona central donde se encuentra el desierto, se halla la mayor producción de dátiles del mundo ya que los habitantes de Arabia Saudita convirtieron esa árida región en terreno fértil aunque en realidad ha costado mucha inversión, enfatizó.

Al referirse a la religión, manifestó que debido a los sitios históricos ubicados en el territorio, como son la Meca y la Medida, Arabia Saudita es el corazón del mundo islámico los cuales visitan anualmente entre 20 y 30 millones de creyentes para rendirles tributo.

La Meca, donde nació el profeta Mahoma, fundador del Islam, es la más importante de todas las ciudades santas de esa religión.

Mahoma nació allí alrededor del 570 y vivió en la ciudad hasta el 622, cuando tuvo que abandonarla debido a la persecución religiosa, y se refugió en Medina. En esta ciudad, murió 10 años después y fue enterrado en el patio de su casa, que luego se convirtió en la Mezquita del Profeta o Mezquita Masjid al-Nabawi, la segunda en importancia después de La Meca,

La historia refleja que antes de que Mahoma predicara el islam, La Meca era ya una ciudad santa, con varios lugares de importancia religiosa, entre ellos el más importante de todos: la Kaaba, santuario donde se guarda la Piedra Negra, hacia la cual los musulmanes se dirigen al hacer sus oraciones. Se dice que la Piedra Negra le fue dada al profeta Abraham por el arcángel Gabriel. Durante la peregrinación a La Meca, los creyentes han de dar siete vueltas a la Kaaba.

Otros lugares de importancia de la ciudad son el Palacio del Gran Jerife, el sepulcro de Abraham, Mina, el lugar de la lapidación simbólica del diablo, o Muzdalifah, el desierto donde los peregrinos pasan la noche.

Para los musulmanes, el peregrinaje a La Meca forma parte de uno de los aspectos fundamentales de su fe, los denominados pilares del islam. Cada año, millones de creyentes se dirigen a la ciudad santa para realizar el peregrinaje mayor o Hajj durante el mes musulmán de du l-hiyya. Muchos más hacen la peregrinación menor o Umrah, que puede hacerse durante todo el año. Los musulmanes que no tengan poder adquisitivo o buen estado físico están exentos de realizarla.

Por: Hedelberto López Blanch
Se publica con autorización del Autor y mediante una licencia de Creative Commons Respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario