Google+ Kada Día Somos Más: Neoliberalismo contra niños europeos

Visitas

lunes, 17 de noviembre de 2014

Neoliberalismo contra niños europeos



Si a usted le preguntaran en qué país cree que el 36,3 % de los niños son pobre, seguro que pensaría en alguna nación de África, América Latina o Asia.
Pero estaría completamente equivocado pues esa peyorativa situación ocurre en España, uno de los 10 países con más alto Producto Interno Bruto (PIB).

Oxfam, una Organización inglesa No Gubernamental, recogió datos recientes publicados por el Fondo de Naciones Unidas para la Educación y la Infancia (UNICEF) donde denuncia que el país ibérico ocupa el tercer puesto en Europa entre las naciones más desiguales, solo superado por Grecia y Letonia.

Desde que estalló en 2008 la crisis económica mundial (iniciada en Estados Unidos) los gobiernos del Partido Socialista Obrero Unificado (PSOE) primero, y del Partido Popular (PP), después, han hundido a España en una espiral económica descendente al imponer profundas medidas de austeridad.

En ese sentido, los más afectados, según Oxfam, han sido los menores pues el porcentaje de niños pobres creció en esos seis años de 23,2 al 36,3 %. Cuando el PP llegó al poder en 2011, la cifra era de 28,2 %.

El gobierno del PP, encabezado por Mariano Rajoy, aprobó el pasado octubre una nueva reforma fiscal que según los analistas, desatará una mayor desigualdad que la actual en la cual el 10 % más rico de la población tiene una renta superior al 90 % restante.

La ONG puntualiza que de los 46 millones de habitantes, existen 11 millones 750 mil excluidos con una alta tasa de pobreza infantil, desempleo juvenil y abandono escolar.

El informe de la UNICEF va más directo al reprochar que con las políticas del PP, “en España se han ajustado las prestaciones por desempleo, para la atención de los hijos y se ha eliminado la asignación universal por nacimiento”

En los últimos meses se han acrecentado por todo el país las manifestaciones de las ONGs agrupadas en la Alianza Española contra la Pobreza para denunciar “la violación de los derechos humanos y la amenaza a la democracia” impulsada por las reformas fiscales del gobierno, la que le disminuye progresivamente los impuestos a los más ricos.

Recordemos que cuando arreció la crisis a mediados de 2010, el gobierno de José Rodríguez Zapatero, realizó recortes sociales bajo la presión de la Unión Europea y eliminó la única ayuda a las familias con hijos que existía, la ley de prestación por nacimiento o adopción, la que había sido aprobada en 2007.

Además, se redujo de 500 a 291 euros, la prestación por hijo a cargo de la Seguridad Social para menores de 3 años.

Las consecuencias no se hicieron esperar y hoy en la nación ibérica alrededor de 3 millones de niños viven por debajo de la línea de pobreza.

Las familias españolas han perdido el equivalente a diez años de mejoras en sus ingresos, solo superados por las familias griegas, que han perdido catorce años.

Pero el Fondo de Naciones Unidas para la Educación y la Infancia en su informe “Los niños de la recesión: el impacto de la crisis económica en el bienestar infantil en los países ricos”, no solo analiza a España.

Asegura que “millones de niños padecieron los efectos inmediatos y directos de la recesión (más que otros grupos vulnerables como los ancianos) y muchos de ellos sufrirán sus consecuencias de por vida”.

Para la UNICEF el empobrecimiento de los infantes es generalizado pues ha ocurrido en la mitad de los cuarenta países analizados, los más ricos del mundo.

En la negativa lista aparecen Islandia, Grecia, Letonia, Estonia, Lituania, Croacia, Irlanda, España, Italia, Francia como los países donde más se incrementó la pobreza infantil.

Islandia, Grecia, Letonia, Croacia e Irlanda son las naciones donde más aumentó ese índice, todos con crecimientos mayores al 10 % y liderados por el 20,40 % de Islandia. Les siguen Lituania, España, Luxemburgo, Italia,

Aunque en ocasiones los números tienden un poco a confundir, es necesario citarlos para que se comprenda que en este mundo por la injusta globalización neoliberal, la gran mayoría de la población resulta la más perjudicada, pese a que viva en países ricos.

Observen los números aportados por la UNICEF: Grecia aparece como el país con mayor tasa de pobreza infantil con un 40,5 %; seguido de Letonia (38,2 %), España (36,3 %), Israel (35,6 %) y México (34,3 %). Cifras similares se observan en jóvenes que no tienen posibilidad de acceso al estudio o al trabajo a los que se denominan internacionalmente, “ninis”

El informe anual de la institución Credit Suisse, denominado Global Wealth Databook sobre riqueza mundial revela lo mal que se están poniendo las cosas para la gran mayoría de la población del planeta.

El 1 % más rico del mundo, que era dueño de un poco menos de 100 billones de dólares en 2011, ahora posee casi 127 billones de dólares. Por cada dólar que poseían hace solo tres años, ahora tienen un dólar y cuarto, afirma Credit Suisse.

Los hechos demuestran que las medidas de austeridad implementadas en las naciones del viejo continente y también en Estados Unidos, han afectado a la población más vulnerable, han estancado las economías y en contraposición, elevado el capital de la minoría rica.

Para salir de ese abismo será necesario y urgente adoptar programas sociales. Esperemos que los gobiernos no continúen sordos.

Por: Hedelberto López Blanch
Se publica con autorización del Autor y mediante una licencia de Creative Commons Respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario